Historia

El Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos, IIFP, se originó a partir de la estructura del Laboratorio de Investigaciones del Sistema Inmune (LISIN), con la incorporación del Grupo de Investigaciones en Fisiología Vascular (GINFIV), ambas estructuras de la Facultad de Ciencias Exactas (FCE) de la Universidad Nacional de La Plata. Los orígenes de estas estructuras se asocian con el funcionamiento de estructuras de investigación y docencia de la FCE. El LISIN fue aprobado en el año 2005 por el Consejo Superior de la UNLP, a partir del grupo de investigación de la Cátedra de Inmunología (creada en 1983) de la Facultad de Ciencias Exactas, a fin de establecer en la Universidad un ámbito con perfil propio de actividades científicas, educativas, de servicios y de extensión basada en la generación y aplicación de conocimientos y metodologías en el campo de la Inmunología. En el año 1990 a partir de la designación de la Dra. Ángela Grassi, como Profesora Titular de la Cátedra de Anatomía y Fisiología se crea el GINFIV el cual en el año 2007 y por Resolución 1091/07 de CONICET se estableció como Grupo Vinculado al CENEXA, para posteriormente incorporarse al IIFP.
El IIFP fue creado por Resolución Conjunta Nº 601 de CONICET y Resolución Conjunta Nº 52 de la UNLP con fechas 13 de marzo y 24 de marzo de 2014, respectivamente. Desde su creación y hasta la sustanciación del concurso del cargo de Director, el IIFP fue conducido por el Dr. Alberto Fossati designado como Coordinador de la nueva Unidad Ejecutora. La dirección del IIFP fue concursada en el 2015, siendo seleccionado para el cargo de Director el Dr. Martín Rumbo, en diciembre de 2015, haciéndose efectiva su designación en el cargo en abril de 2016.
El IIFP está constituido básicamente por investigadores formados en Bioquímica, Farmacia y Biotecnología. Esta formación complementa el enfoque de los problemas bajo estudio, brindando una visión interdisciplinaria más amplia y profunda de los mismos, enriqueciendo consecuentemente la capacidad creativa del conjunto. Esta estructura establece un modelo de interacción entre las distintas disciplinas mencionadas, lo cual da sustento al concepto de universalidad con que carga esta palabra. En forma sinérgica, consolida el criterio de la interacción positiva entre la Universidad y los organismos de Ciencia y Tecnología, representados en este caso por la Universidad Nacional de La Plata y el CONICET.